BABESLEAK

BABESLEAK

2011/11/11

‘COLD’ BARTZELONAN (Simone Moro, Denis Urubko eta Cory Richards)

Barcelona acogió la pasada noche el estreno en nuestro país de la película Cold, que narra la aventura de Simone Moro, Denis Urubko y Cory Richards en la primera ascensión invernal al G2. El público abarrotó las butacas de la sala del Palau de la Música de la capital catalana y cayó rendido ante la simpatía de los tres montañeros, que tomaron parte en el acto, presentado por el director de Desnivel, Darío Rodríguez.

Aquí esta como vivió la noche Jaume:
“El pasado día 10 de noviembre (ayer) The North Face presentó en Barcelona, dentro de su gira europea (después de Milán, camino de Moscú, Londres,..)
la SPEAKER SERIES donde Simone Moro, Denis Urubko y Cory Richards relatan LA PRIMERA ASCENSIÓN INVERNAL A UN OCHOMIL DEL KARAKORUM, EL GASHERBRUM –II 8035 M., con la proyección de una película titulada “COLD” que acaba de ganar el Primer premio en el Festival de Cine de Montaña de Banf (Canada).
El acto se presento en el Palau de la Música Catalana de Barcelona, a cargo de Darío Rodríguez, Director de la revista española Desnivel.
Se revisó la historia de la ascensiones invernales a ocho miles: la primera se consiguió en el Everest en 1980 de la mano de una Expedición Polaca por L.Cichy y K.Wielicki y días más tarde A.Czok junto a J.Kukuczka. Se contrasta que todas las ascensiones invernales a ocho miles son a cargo de alpinistas polacos, siendo Simone Moro el primer no polaco, que alcanza un ocho mil en invierno y concretamente al Makalu, eso si junto a alpinistas polacos.
Hasta este año ningún ocho mil del Karakorum había sido escalado en invierno, aunque si se habían intentado el Broad Peak en los inviernos de 2007 y de 2008 con la iniciativa de Simone Moro.
Pero no es hasta 2011 que se consigue la primera invernal en el Karakorum.
Las diferencias entre el Karakorum y el Himalaya en invierno son parecidas a las que nos encontramos en verano, según Denis Urubko. Ya que aunque el frío es similar, el acceso a la montaña es más duro, los días de buen tiempo escasean más y las ventanas de buen tiempo también son más pequeñas y de menor frecuencia en el Karakorum. A todo ello cabe añadir la mayor dificultad de acceso a los campos base, y que la “civilización” en el Karakorum está mucho más alejada de la montaña que en el Himalaya.
También el Karakorum exige mejor logística -por ejemplo llegar al Campo base en helicóptero- ya que es inconcebible mover cerca de 300 porteadores por el glaciar del Baltoro con temperaturas extremas y garantizarles a la vez comida y combustible para toda la marcha de aproximación y su posterior regreso.
Su próximo objetivo es el Nanga Parbat en invierno, aunque esta vez no les acompañara, ni filmara Cory Richards.
Hoy ya salían camino de Moscú para esta noche hacer su presentación allí.”
(Continuará….)

No hay comentarios: