BABESLEAK

BABESLEAK

2013/05/27

ZORIONAK!

BIZKAIA GAILURRETAN/BILBOTIK LHOTSERA EUSKARAZ

Txikon corona el Lhotse

 El alpinista de Lemoa pisa la cumbre de la cuarta montaña más elevada del planeta y suma el décimo 'ochomil' en su currículo 
En apenas un mes atacará la cima del K2, que aún no ha hollado
El alpinista lemoarra Alex Txikon, durante su ascensión al Nuptse, su anterior objetivo antes de hollar ayer el Lhotse, uno de los 'ochomiles' situado en Nepal.
El alpinista lemoarra Alex Txikon, durante su ascensión al Nuptse, su anterior objetivo antes de hollar ayer el Lhotse, uno de los 'ochomiles' situado en Nepal. (A.T.)
 
"He hecho cumbre hará unos veinte minutos. Ha sido muy duro, con un frío extremo, pero esto es precioso, la paliza ha merecido la pena. ¡Qué pasada!", apostillaba Txikon, que tuvo que hacer frente a la soledad para hacer cima.
"Unos 45 minutos antes que yo ha hecho cumbre Jorge Egocheaga, después han llegado Horia Colibasanu y Peter Hamor, y ahora estoy yo aquí, solo, en la cumbre. Voy a esperar veinte minutos al italiano, a Marco Confortola, y seguido me bajo para el Campo II. Andamos más o menos bien de tiempo, porque aquí son en torno a las 12.15, pero no me puedo confiar", relataba el lemoarra, que citaba a los componentes de la expedición internacional en la que se integró en el Campo IV, una vez que su compañero de cordada Juanra Madariaga se viera forzado a abandonar la empresa de hollar la cumbre del Lhotse por no encontrarse en óptimas condiciones, al igual que sucediera también con Jorge Salazar.
Así, una vez acometido el ataque, que comenzó el sábado desde el Campo II, Txikon se vio obligado a escalar en solitario desde el tramo del Campo III al IV. Tremendamente optimista y sin desesperar por la noticia de las ausencias, confió en su estrategia y, con frialdad, mantuvo unos planes que han resultado efectivos y que le han permitido amasar su décimo ochomil, aunque el descenso fuera más complejo de lo esperado. Y es que, finalmente aguardó prácticamente una hora y media en la cima a su compañero italiano, con el riesgo de congelaciones que ello implica.
"Ha sido muchísimo más duro de lo que pensaba, y eso que pensaba que iba a ser durísimo", dijo Txikon
"Uffff... Ha sido muchísimo más duro de lo que pensaba, y eso que pensaba que iba a ser durísimo", expresaba Txikon, una vez asentado en el Campo II, alrededor a las 21.00 horas de ayer en Nepal -casi las 17.00 horas en Euskadi-. "En dos o tres ocasiones he estado a punto de darme la vuelta. No sé, es posible que haya acusado un poco la altitud, porque llevaba tiempo sin estar por encima de los 8.000 metros, y quieras o no, no es lo mismo estar a 7.500 metros que a 8.300, y menos aún sin oxígeno. El cuerpo lo nota. Además, hacía muchísimo frío. He visto algún tramo peligroso, sobre todo por las piedras que caían desde lo alto. He ido casi todo el rato solo... Ha habido momentos muy duros, pero todo el esfuerzo ha merecido la pena. El día ha sido muy largo, porque la bajada ha sido también larguísima, pero estoy contento, feliz, con ganas de volver a casa, que ya son muchos días fuera y la expedición se ha hecho muy larga... Pero ha sido una gran expedición", valoraba el alpinista. Habían transcurrido entonces 19 horas de exhausta labor, gran parte en ejercicio individual, lo que añade mérito a su aventura.
Txikon, que destacó las sensaciones vividas en el pico, habló con emotividad sobre los ausentes: "En la cima me he acordado mucho de Benantzio Irureta y de Alexei Bolotov, a los que siempre echaré de menos. Y también de Juanra Madariaga y de José Carlos Tamayo, que por motivos de salud no han podido estar hoy conmigo. Les he echado un montón de menos, pero las montañas siguen aquí, y nos estarán esperando".
De este modo Txikon ya cuenta con la ascensión a diez de los catorceochomiles del planeta. Hasta la fecha ha hollado los siguientes: Broad Peak (2003), Makalu (2004), Cho Oyu (2004), Shisha Pangma (2007 y 2010), Daulaghiri (2008), Manaslu (2008), Annapurna (2010), Gasherbrum I (2011) y Gasherbrum II (2011), además del Lhotse. El lemoarra suma diez ochomiles diferentes, pero que sus ascensiones a montañas que superan los 8.000 metros son en total once, puesto que cuenta con una repetición al Shisha Pangma.
 

No hay comentarios: