BABESLEAK

BABESLEAK

2011/02/07

GASHERBRUM II EN INVIERNO

Simone Moro, Denis Urubko y Cory Richards han hecho historia.
Primer 8000 pakistani ascendido en invierno. Hacer cumbre en una montaña de 8000 metros es algo muy dificil. En invierno es algo casi imposible. Ellos tres, en cambio, lo han logrado.
Son los más grandes!

2011/02/02

Cima invernal para Simone Moro, Denis Urubko y Cory Richards en el Gasherbrum II


Hace media hora, a las 11:45 hora pakistaní, los 3 alpinistas anunciaban que habían alcanzado la cumbre tras 9 horas de ascenso. Muy duro, el cambio de tiempo les obligaba a partir a las 3:00am durante la terrible noche invernal. PRIMERA CIMA INVERNAL DE LA HISTORIA A UN OCHOMIL DEL KARAKORUM

Finalmente, lo han conseguido. Alex Txikon nos llama desde el campo base del Gasherbrum I para confirmarnos la noticia: por fin, tras dos décadas de expediciones, se ha conseguido la 1ª cima invernal a un ochomil del Karakorum. Y en estilo alpino: sin porteadores, sin cuerdas fijas, abriendo ellos la montaña, y tras una única incursión por encima de 6.900m. Alex afirma que ha tenido que ser durísimo, porque un cambio de tiempo que se avecinaba les ha hecho partir a las 3:00am, y eso supone ascender durante horas en la noche invernal del Karakorum. Al parecer, han hecho cumbre los 3. Aunque el SMS de Simone indicaba que el campo 3 estaba instalado a 6900m, Alex afirma que quizás esté entre los 7000-7100m de altura.

Por lo que Alex afirma, el tiempo ha cambiado. Por el momento, desearles toda la suerte del mundo en el descenso.

2011/02/01

Alex Txikon ha llegado al campo base del Gasherbrum I


Intentara su ascensión en invierno!
Alex Txikon, junto a sus compañeros de expedición, el austriaco Gerfried Göschl y el canadiense Louis Rousseau, además del francés Pierre Masson (responsable del campo base) alcanzaron ayer por fin el Campo Base del Gasherbrum I (8.080 m), su objetivo para las próximas semanas, en las que intentarán la primera ascensión invernal de un ochomil del Karakorum.

Han llegado hoy sobre las 12.00 del mediodía (cuatro horas menos en España) e inmediatamente se han puesto manos a la obra para montar el campamento y organizar todo el material, la mayoría del cual fue trasladado por porteadores en octubre, cuando el invierno todavía no arreciaba en el Karakorum.

Y nada más comenzar a hacer la intendencia se han encontrado con la primera sorpresa desagradable: al menos 4 o 5 bidones habían sido reventados y su contenido (comida principalmente) había desaparecido, así como varios bidones de gasolina, que utilizan para el generador eléctrico. La rabia e impotencia inicial ha dado paso inmediatamente al trabajo para reorganizarlo todo y comprobar si los daños hacían peligrar la expedición. Finalmente no ha sido así, aunque si la expedición se alarga mucho no descartan tener que racionar algunos alimentos.

“Nos ha dado mucha rabia, sobre todo cuando hemos llegado y hemos visto los bidones rotos, abiertos por la mitad, y todo desperdigado por todas partes. Yo he encontrado mi buzo de alta montaña tirado en mitad del glaciar. Si me llega a desaparecer la expedición habría terminado para mí”, explicaba Alex Txikon.

Alex y sus compañeros no quieren aventurar sobre los autores del robo porque no tienen pruebas, aunque no hay muchas opciones. Las únicas personas en decenas de kilómetros a la redonda del CB en invierno son los soldados que malviven en los puestos militares desperdigados por el glaciar Baltoro.

Los tres alpinistas esperan tenerlo todo organizado para mañana y el miércoles harían ya la primera incursión a la montaña para empezar a equipar la ruta, si la meteorología lo permite, ya que hoy han llegado con muy mal tiempo al CB, donde la temperatura a media tarde rondaba los 20 grados bajo cero.