BABESLEAK

BABESLEAK

2011/01/21

ISA ETA ROBER IRANEN

Gure bikoteak blog berria esteinatu du http://isayrober.wordpress.com.
Damaven mendira joan dira eta igon ere bai. Txapeldunak!. Hortxe info guztia.
Besarkada bat hemendik.

ALEX TXIKON NEGUKO PAKISTANERA

El alpinista vasco inaugura con la expedición invernal al G-I una línea de actividad basada en su propia filosofía alpinística, bajo los pilares del compromiso, la ética y la dificultad. Renuncia a trabajar para Edurne el Everest durante la primavera a cambio de una incierta expedición invernal al Karakórum.
Cuando embarque en Barajas el próximo domingo 23 de enero con destino a Islamabad, Alex Txicon empezará a trazar su propio camino en esto del alpinismo. En Pakistán no lo esperarán sus compañeros de Al filo de lo imposible y Edurne Pasaban, sino el austriaco Gerfried Göschl y el canadiense Louis Rousseau. Ante ellos tres, una expedición de resultado incierto: el intento de ascender por primera vez el G-I en invierno… una hazaña pionera que se extiende a los otros cuatro ochomiles de Pakistán.

Por supuesto eso no significa que Txicon sea un novato en cuestiones de altas montañas, a pesar de que sus 28 años de edad pudieran conducir a equívoco. Empezó muy joven a integrarse en expediciones al Himalaya y al Karakórum y su currículum incluye la ascensión de ocho ochomiles.

Así pues, sabe de lo que habla cuando cuenta su plan de viaje al Hidden Peak. En Islamabad, Göschl, Rousseau y él mismo tomarán otro avión hasta Skardú; desde allí, siete u ocho horas en todoterreno hasta Skole. “Y de ahí, a pata” por el glaciar del Baltoro hasta Concordia y el circo de los Gasherbrums. Ocho días de caminata hasta el campo base… aunque “quizás lleguemos antes, ya que no iremos muy cargados porque todo el material del campo base fue trasladado allí antes de que empezara el invierno”.

Sabe que se encontrarán unas condiciones duras: “O tienes mucha nieve o mucho frío… pero no quiero pensar mucho en ello; prefiero ir descubriéndolo poco a poco”, señala. Las expediciones que ya se encuentran en el Karakorum, como Denis Urubko y Simone Moro o los polacos del Broad Peak, han informado de temperaturas mínimas de unos -30ºC a 5.000 metros de altura: “Es mucho frío, pero vamos mentalizados para eso; se trata de ir a aprender, con la menta abierta y a disfrutar de la experiencia”.